Baños

Consejos reformas: Por qué y cómo sustituir la bañera por un plato de ducha

¿Vale la pena Sustituir la bañera por un plato de ducha?

Es una obra relativamente sencilla, que aporta ventajas en términos de funcionalidad, confort e, incluso, sostenibilidad –la ducha ahorra agua en comparación con el baño. Además, facilita la higiene diaria a las personas mayores, para quienes el acceso a la bañera a veces es problemático y no del todo seguro.
Sustituir la bañera por un plato de ducha
Ya ni te acuerdas de la última vez que tomaste un baño… o los niños ya son mayores y no la usas, así que la bañera se ha terminado por convertir casi en un obstáculo. Entonces ha llegado el momento quizá de sustituirla por un plato de ducha, reforma cada vez más popular, además de sencilla, rápida y económica. Pero, ¿qué supone a efectos de nuestra vida cotidiana? ¿Cuánto tiempo de obra se requiere? ¿Qué presupuesto debemos tener? Te aclaramos éstas y otras cuestiones prácticas con la ayuda de dos expertos.
Cambiar bañera por plato de ducha. Algunas cuestiones a tener en cuenta
Sustituir la bañera por un plato de ducha

¿Únicamente la bañera? Cada vez son más los profesionales que ofrecen la posibilidad de hacer una reforma parcial en el cuarto de baño. La firma Suelos y Paredes está especializada en este tipo de obras. Su director, Muñoz, asegura que “el cambio puede hacerse en pocas horas –siempre en función de los materiales elegidos– e, incluso, sin generar escombros”. De todas formas y, como advierte Daniela, socio y director de integralDecor, “si la instalación tiene más de 30 años, lo ideal es renovar todo el tramo de desagüe hasta el bote sifónico, para evitar posibles problemas futuros”.

Sustituir la bañera por un plato de ducha

Materiales versátiles. Una vez eliminada la bañera y con la nueva ducha a estrenar, toca revestir esas zonas de la pared o del suelo que quedan a la vista. “Lo ideal es poner la ducha en resina, de modo que el frente del plato se haga en el mismo material. Si no, podemos por ejemplo emplear un mosaico”, dicen desde integralDecor. Sea cual sea el material empleado, continúa Díaz, “vale la pena invertir un poco más y alicatar toda la L de la ducha, para crear una zona diferenciada del resto del baño. Así, evitaremos que el cambio de la bañera por la ducha se vea como un parche”.

Para quienes busquen reducir al máximo el tiempo de instalación y la cantidad de escombros, el director de Suelos y Paredes tiene la solución: “En ese caso, nada mejor que un revestimiento vinílico en la zona afectada por la retirada de la bañera”.

Sustituir la bañera por un plato de ducha
Olivier Architecte:

Materiales como el microcemento –que puede aplicarse sobre los azulejos sin necesidad de eliminarlos– son una alternativa cada vez más empleada ya que apenas genera escombros. Además, este material en concreto puede teñirse de cualquier color y coordinarse con los revestimientos ya existentes.

El microcemento: Un material idóneo para las Reformas integrales.

Sustituir la bañera por un plato de ducha
Personalización. Es prácticamente imposible que el plato de ducha elegido ocupe exactamente el hueco dejado por la bañera. La buena noticia es que, según nos cuenta Demetrio, “la mayoría puede encargarse a medida y en el color que se quiera”. Además de la resina, adaptable al espacio, lo aconsejable es elegir un plato de ducha de carga mineral, piedra natural o sintético, añade Muñoz, “con apenas 2 ó 3 cm de espesor”.
Sustituir la bañera por un plato de ducha

¿Puedo colocar una ducha enrasada? Este tipo de duchas son tendencia: Pasan prácticamente desapercibidas y son muy estéticas. Sin embargo, como advierte Demetrio, “en una reforma, rara vez se puede enrasar la ducha con el suelo, por problemas de espacio en el forjado y para evitar posibles problemas con el vecino de abajo”.

Las bañeras suelen dejar el desagüe a unos centímetros del suelo, lo que hace que el plato de ducha acabe quedando elevado frente al resto del baño. Este escalón, además de ocultar el desagüe, permite garantizar la pendiente para que éste funcione correctamente.

Sustituir la bañera por un plato de ducha
¿Cuánto cuesta? En Suelos y Paredes cifran en unos 1.200 euros la obra, de acuerdo con su sistema de revestimientos vinílicos. Desde integralDecor calculan entre 1.100 y 1.500 euros, “con un plato de ducha de resina, con grifería termostática y mampara fija de vidrio, realizando el alicatado hasta un tercio de la pared”. Cantidades significativas pero mucho más accesibles que una reforma integral de todo el cuarto de baño.
Sustituir la bañera por un plato de ducha
¿Puedo ducharme el mismo día de la instalación? La idea de tener que prescindir del baño durante un tiempo es uno de los principales argumentos de quienes no se deciden a cambiar la bañera por el plato, sobre todo en viviendas en las que sólo hay uno. Todo depende de los materiales elegidos, según explican nuestros expertos. “En tres o cuatro días puede quedar listo, aunque recomendamos no usar la ducha en al menos 24 horas más, sobre todo por el sellado de la mampara”, apunta Daniel Díaz. “Con un revestimiento vinílico e impermeable, en el mismo día queda todo montado”, asegura, por su parte, Demetrio Muñoz.
Sustituir la bañera por un plato de ducha

¿Es necesario pedir un permiso de obras? “Según la normativa actual, para este trabajo no es necesario pedir licencia de obras, al menos no en Madrid”. “Cuando requerimos un saco para los escombros, se solicita y se pagan las tasas pertinentes”.

No obstante, siempre es conveniente asegurarse de que en tu localidad no es necesario. Los profesionales adecuados sabrán resolver este tipo de dudas y, lo que es más importante, garantizar un buen trabajo. Como recuerdan desde Suelos y Paredes, “un plato de ducha que no libera agua correctamente, puede ser un problema”.

CUÉNTANOS…
¿Has sustituido tu bañera por un plato de ducha? Comparte tu experiencia con nosotros.

Reforma en Madrid eficiente

Suelos de Tarimas para cocinas y baños

colocar tarima flotanteSuelos de Tarimas para cocinas y baños

Un nuevo estilo de decoración ha llegado hace poco tiempo a los baños y cocinas, y no es otra cosa que poner tarima en el suelo. No tengas miedo, hay tarimas especializadas para aguantar todo el sufrimiento que hay en estas zonas como la humedad y los golpes.

Requisitos que debe cumplir esta tarima:

LO QUE DEBES SABER…

  • Tipos: de PVC, vinílica, fenólica, Aqua-Step, dumafloor, etc.
  • Diseños: varias gamas de colores o incluso imitación a madera y a piedra.
  • Cualidades: resistentes al agua, fáciles de limpiar, resistentes a golpes y sencillas de instalar

La tarima flotante en estos espacios es una nueva idea en decoración, nos hace ver una continuidad en toda la estancia, por lo que la casa parece mucho más amplia y acogedora. Es un estilo moderno y la tarima es muy acertada y cómoda al igual que otro tipo de suelo.

Este suelo debe aguantar muy bien la humedad, ya que en el baño salimos de la ducha y es muy probable que caiga agua. También es una zona donde se acumula mucho vaho al igual que en la cocina cuando estamos cocinando, además en este último lugar se pueden caer utensilios con punta y rallar el suelo, por lo que la tarima debe ser además muy resistente.

Dentro de cada tipo de tarima hay mucha variedad de colores para que puedas elegir el que más te convenga, desde tonos claros a oscuros e incluso imitación a piedra para los suelos más modernos.

Es fácil de instalar, ya que tiene anclajes y la sujeción es perfecta. Aun así lo aconsejable es que la instale un profesional, por los inconvenientes que puedan aparecer en el trabajo.

Tipos de tarimas:

  • De PVC: son muy usadas, ya que son hidrófugas, resistentes al agua, no hacen ruido con el calzado y además son aptas para la calefacción radiante. Perfectas sobre todo para baños.
  • La tarima vinílica es muy decorativa, resistente a los impactos y ralladuras, además de agentes químicos. Indicadas para suelos en baños y cocinas: reformas de cocinasreformas de baños.
  • Para una cocina o baño también es muy adecuada la tarima fenólica, ya que es muy resistente, antideslizante y antihumedad. Cubre todas las necesidades.
  • Dumafloor: es una tarima flotante 100% resistente al agua, compuesta por resina de vinilo. No se hincha ni se deforma a causa de la humedad, pero también es una de las más costosas. Indicada para baños y cocinas igualmente.
  • Aqua-Step: es otro tipo de tarima también resistente al agua. Además tiene una amplia variedad de diseños imitando a la madera y a la piedra, que son más agradables al tacto.
Pide presupuesto Gratis
Página 1 de 612345...Última »