Decoración, interiorismo y Reformas Madrid

REFORMAR TU CASA SIN MORIR DE UN INFARTO!

REFORMAR TU CASA SIN MORIR DE UN INFARTO_Reformas integrales

REFORMAR TU CASA SIN MORIR DE UN INFARTO!
4.7 (93.33%) 9 votes

Son varios los consejos y criterios a sugerir cuando se decide reformar la casa. Da igual que sea el baño y/o la cocina, o una reforma integral.
No es lo mismo cuando se vive dentro de la casa mientras se realizan las obras, o cuando las tareas se pueden desarrollar sin que este toda la familia dentro de la casa durante la construcción.

Primera sugerencia:

Vivir en otro lado mientras se realicen los trabajos. Se consiguen dos cosas.

  1. No angustiarse y vivir la tensión de las obras, el polvillo, los operarios.
  2. Dejar libertad a los profesionales a realizar su trabajo sin molestarse.

En la segunda opción los resultados suelen ser más rápidos y menos cruentos para la salud mental de quienes la sufren (la familia)

Segunda sugerencia:

Como superar las tensiones que se producen al tener albañiles en casa.

Tarea difícil si las hay. Tanto para los que la sufren (la familia) como para los que involuntariamente las generan (empresa y operarios).

Recomiendo evitar estas tensiones tomando la distancia posible y dejando que los trabajos se realicen con la casa sola. Se consigue imprimir mayor dinamismo a las faenas y sobre todo al no estar en lo cotidiano, sobre los operarios, ellos rinden mejor el tiempo.

Tercera sugerencia:

Si se debe vivir en casa mientras tanto, aconsejo:

  1. Armarse de paciencia.
  2. No pensar que una demora en los trabajos, significa desatención (las obras están llenas de eventualidades)
  3. No endiosar al arquitecto o empresario que realice los trabajos para luego denostarlos en el primer problema que se presente. Todos ellos, normalmente, trabajan para mejorar su piso. No tienen interés alguno en demorarse ni en sufrir caras largas…

CONTACTO CON EL PROFESIONAL QUE DIRIGE LA OBRA

Desde que se inicia la obra, él será su contacto permanente. Y es sólo a él a quien conviene dirigirse (nunca a los operarios o subcontratistas).

Para resguardar el buen trato y no perder el tiempo, sugiero concertar una visita (máximo dos) semanal/es programada en obra, donde se comenten el desarrollo de los trabajos, se opine sobre temas y tiempos pendientes, se elijan las cosas que faltan, colores, los adicionales surgidos y todo lo que se crea conveniente,luego dejarlos trabajar en paz, que para eso Ud. les paga.

Cuarta sugerencia:

No se gana absolutamente nada con un control casi “policial” sobre la obra. Sólo se genera por ambas partes tensión, tedio y desconfianza. Es importante por ello que la obra se la programe y dirija un Profesional o una empresa que a Ud. le merezca toda la confianza. Tenga en cuenta que de esta decisión dependerá su humor (malo o bueno) de los próximos meses y el resultado de lo que Ud. tanto soñó: la reforma de su piso.

Quinta sugerencia y la más importante:

Quiero recordarle algo muy importante: es que el Arquitecto y la empresa que le realice los trabajos, NO TIENEN EL MENOR INTERES DE LLEVARSE MAL CON Ud. y FAMILIA, NI QUE LA OBRA SE ATRASE, O TENGA ADICIONALES, O QUE NO VENGA EL ELECTRICISTA, O SE ATRASE EL CARPINTERO…

NINGUNO. Y lo que esperan ambos es tener una relación fluída, amable y que Ud. quede conforme.

FORMAS DE CONTRATAR LOS TRABAJOS

Las dudas empiezan. Con materiales, o sin materiales?. Puede Ud. elegir cualquiera de las dos. Sólo debe saber que cuando elige proveer Ud. los materiales, las obras normalmente no salen más económicas y que además, se atrasan.

Si puede Ud. elegir por ejemplo temas puntuales y específicos: los sanitarios, el gres, la grifería o el parquet, pero mejor permita que la empresa se ocupe de suministrar todo lo necesario y que no lo llamen al trabajo o a su casa para decirle el fatídico: ¡-falta 1 metro cuadrado de cerámica para el patio…( y es esa cerámica que tanto le gustó y que la fabrican en Módena, Italia y que tarda 2 meses en venir…!)

O: – la grifería vino sin el manguito macho-hembra de ½”…(y Ud. Se pregunte: qué será todo esto y para que me metí en este fregado?…). Por ello, nunca mejor dicho: zapatero a sus zapatos. Ud. a gozar y el Arquitecto y/o la empresa a trabajar para Ud.; verá que así, ganará tiempo y dinero.

LOS ADICIONALES Y SU MISTERIO

En toda obra se producen imprevistos. Estos no dependen de la buena o mala fe de quien la construye. Son inevitables. Normalmente pueden ser accidentales (pinchadura imprevisible de un tubo de agua, o electricidad) o generados por el mismo desarrollo de los trabajos (reparar un desnivel de pared o suelo) o solicitados (en la mayor parte de los casos) por el mismo Propietario que entusiasmado por el nuevo aspecto que van tomando las estancias, quiera mejorar un acabado, agregar un techito, un halógeno mas, etc.

Normalmente una Empresa seria advierte que estos “trabajitos extra”, tendrán un costo extra que no figura en el presupuesto.
El Propietario debe conocer y aceptar el monto de lo que resultará este trabajo antes de ser realizado. Para evitar disgustos y malos entendidos, esto es lo correcto.

Contrate a un profesional para las obras de reformas en su casa, y todo saldrá bien.

Pide presupuesto Gratis

No se permite realizar comentarios.